6 de febrero de 2012

Restaurantes exóticos: de Perú a Extremo Oriente

He aprovechado las ofertas que algunos restaurantes han hecho estos días, en paralelo a Madrid Fusión, para conocer dos de los que se habla mucho últimamente.
Uno es Virú, un peruano abierto al hilo del éxito que están teniendo en Madrid locales como Astrid y Gastón o La Gorda. De hecho su chef, Kiko Ceballos procede del equipo formado por Gastón Aturio en su restaurante de la Castellana.
Virú es un local moderno, diáfano, con una decoración elegante, casi minimalista. Que nadie espere encontrar tumis colgados en sus paredes, ni cuadros del Machu-Pichu, música de quena o camareros con el traje típico peruano. Lo que si es estrictamente peruana es la carta, que evita esa tradición de fusión con la china tan habitual en la cocina de Perú.
La carta de Virú tiene platos que se pueden tomar en Lima o Cuzco, aunque aligerados para adaptarlos al gusto más actual. Me imagino que, en el país andino, son más picantes, más ácidos, más fuertes… El resultado, en todo caso, está riquísimo.
En el menú que nos sirvieron, me encantó el Ceviche mixto, que incluye pulpo, corvina, mejillón, chipirón y langostino. Me pareció muy delicado: en su punto justo de acidez. Estupendo, también, un arroz criollo con “tropezones” de vieira laqueada, chipirón salteado y pez mantequilla. Y, por supuesto, el Ají de gallina, ese plato limeño, cada vez más conocido en todo el mundo, que aquí sirven acompañado de arroz con choclo.
Una comida redonda, en un local muy agradable, con un servicio de nivel, que hacen que la cuenta para dos personas, que no llegó a 100 euros, con bebida (agua, cerveza cuzqueña y copa de vino) y un excelente café, parezca muy razonable.
Creo que repetiré.
La segunda opción ha sido Asiana Nextdoor. Se trata del low cost de Asiana, ese restaurante de culto, en el que se cena (no dan comidas) en una tienda de antigüedades asiáticas.
Aunque los dos comparten cocinero, Asiana Nextdoor propone un menú más desenfadado de pequeños platos a precio bastante ajustado. Se trata de cocina del extremo oriente, con algún toque peruano (los ceviches), pero lejos de las conocidas y populares cocinas de China y Japón. El menú, con porciones no muy grandes, permite probar bastantes bocados en los que asoman sabores exóticos, como el coco, el cilantro, el curry o marinados de nombre difícil de recordar. Son elaboraciones que llenan el paladar de sensaciones poco conocidas, pero casi todas deliciosas. Tomamos platos (mejor llamarlos minirraciones o bocados) como los Berberechos Nam Jim, el Tartar de bonito con ajo blanco de coco, la Ensalada vietnamita o el Curry amarillo de corvina, realmente buenos.
 El local es ruidoso y el servicio un poco acelerado, pero, en conjunto, la impresión es más que positiva. Sobre todo, si tenemos en cuenta los precios tan contenidos, que, sin embargo, pueden subir bastante si pides vino. Pero qué le vamos a hacer. Algún día hay que darse un pequeño homenaje.

Restaurante Virú
Claudio Coello Nº 116
Madrid
Tfno: 91 561 77 71

Asiana nextdoor
Travesía de San Mateo 4
Madrid
tfno: 91 310 40 20

1 comentario:

carlos dijo...

Hola quisiera recomendar el único restaurante en el interior de la zona Arqueológica de Teotihuacán y es además el único con vista panorámica de las pirámides.
Les dejo el link:

http://lagruta.mx/conoce-teotihuacan/actividades-en-teotihuacan/restaurante-las-piramides/