15 de octubre de 2012

Félix, el pescadero
















Siempre se ha dicho que para ser pescadero en Madrid hay que ser maragato, y Félix Prieto lo es. Pero uno puede ser un pescadero maragato del montón o ser el pescadero por antonomasia: y esto último es Félix, el pescadero por antonomasia en San José de Valderas. O mejor, el pescadero de cabecera de tantas y tantos vecinos de ese barrio alcorconero al que surte de toda suerte de fauna marina comestible desde hace 30 años.
Su pescadería (Hermanos Priero) en una esquina del mercado de Valderas, parece un imán. Sus clientas/es, siempre numerosos, saben que tendrán que esperar cola, pero no parece importarles. Allí, la espera, delante de 20 metros cuadrados de un muestrario de lo más completo y apetecible de lo que el mar produce, nunca es aburrida. Félix conoce por su nombre a toda su clientela y para todos tiene una frase amable, mientras con habilidad de prestidigitador, asesta cortes rápidos y precisos a los pescados que, en cuestión de segundos, pasan a ser hermosas rodajas de merluza, filetes de gallo o tacos de bonito para un marmitako. Yo creo que las vírgenes y los santos del friso de estampitas que decora el puesto hacen horas extra, porque parece un milagro que cada día no se ampute todos los dedos de la mano, porque, mientras maneja esos cuchillos de corte escalofriante, vigila con un ojo la llegada de una clienta, a la que saluda cuando aún está a diez metros del puesto, o jura que está a punto de atender a un cliente que hace un ademán imperceptible de impaciencia por la larga espera. Puede hacer todo esto y mucho más, a la vez que con el rabillo del ojo atiende a sus dependientes o controla todo lo que pasa en los dos pasillos que se dominan desde su atalaya privilegiada.
Pero, lógicamente, además a ese trato “customizado” que te hace sentir cliente VIP, Félix o Hermanos Prieto, como se quiera, tiene una oferta estupenda de pescados y maricos frescos, variados y de calidad. No es que pueda competir en género con las Pescaderías Coruñesas (Hablamos de un puesto en el Mercado de San José de Valderas) pero en la relación calidad-precio, casi seguro que está por delante. Si a esto añadimos la simpatía del jefe, no deben extrañarnos esas enormes bolsas con que carga su clientela cuando sale de allí. Con ese empuje, es normal que la firma Hermanos Prieto (no confundir con la del mismo nombre en el Mercado de Chamartín: otra casa mítica) haya crecido y sea ya una pequeña franquicia con cuatro puestos, siempre en mercados de Alcorcón, e incluso haciendo sus pinitos en la venta por internet.
Lo que ya roza la hazaña es que el mismo Félix que se da el madrugón para ir a Mercamadrid y trabaja todo el día como si tuviese el jefe a su espalda, tiene después fuerzas para hacer footing y se le puede ver en carreras y maratones populares por toda la comunidad.
No es el único pescadero de Alcorcón, pero es único.
Imprimir

7 comentarios:

Mamen dijo...

Yo soy clienta habitual de su pescadería. La verdad es que es un gusto que todavía queden puestos como éste en los mercados de barrio.

elena dijo...

A mi me encantan los mercados de barrio, ójala no desaparezcan nunca.

Anónimo dijo...

No se sí es el mejor pescadero o no. Para mi si lo es, pero lo que sí es el mejor es como persona. A eso no le gana nadie.
Si vas a su puesto, lo único malo es que es muy madridista.....algún defecto tendría que tener.
Gracias Félix.

elena dijo...

Y yo que creia que era del Atleti...No nos podemos quedar con la duda, ya se lo preguntaré.

Félix dijo...

A veces, la duda ofende

Félix Prieto dijo...

Soy el Félix de verdad y, a pesar de Mouriño, soy del Madrid a muerte.
Bueno, y también de la Cultural Leonesa

elena dijo...

Pues HALA MADRID